Sistemas de seguridad y protección en piscinas

29

Que la piscina es un espacio en el que resulta imprescindible mantener la seguridad, ya sea en piscinas privadas o en piscinas públicas, es algo que a nadie se le puede escapar. No podemos olvidarnos del peligro de los espacios acuáticos, sobre todo con los más pequeños. No hay que tener miedo pero sí respeto.

Imagen: AngelEye

Además de seguir ciertas pautas para aumentar la seguridad, no está de más el recurrir también a diferentes sistemas que nos ayudan a mejorar dicha seguridad dentro del espacio de la piscina y/o su entorno.

Y lo cierto es que son diversas las alternativas que tenemos para potenciar la seguridad en una piscina. He aquí algunos ejemplos de las opciones más utilizadas:

  • VALLAS. Los vallados de seguridad son en muchos casos, obligatorios en piscinas de uso público (según normativas) y muy recomendables en piscinas de uso privado. Las podemos encontrar de metal (acero, aluminio…), de madera, de resina, de malla, transparentes (cristal, metacrilato, policarbonato…)
  • ALARMAS. Aquí debemos diferenciar entre las alarmas exteriores a la piscina o las interiores. Las primeras nos avisan cuando se produce el acercamiento al vaso de la piscina. Las segundas, generalmente volumétricas, nos avisan cuando se produce un determinado contacto con el agua (dependiendo del tipo y modelo de alarma)
  • Imagen: Pool Patrol
  • CUBIERTAS. De diversos tipos y múltiples modelos, pueden directamente impedir el acceso a la piscina, o en otros casos, evitar el hundimiento si entramos en contacto con el agua. (OJO, no todas las cubiertas y cobertores pueden ser consideradas “de seguridad”.
  • Imagen: Iaso
  • DISPOSITIVOS CORPORALES. Brazaletes (generalmente para muñeca o tobillo), collares, dispositivos de cabeza… todos ellos, dirigidos a avisarnos cuando se produzaca un determinado contacto o el hundimiento dentro del agua de la piscina.
  • Imagen: Sentag
  • EQUIPOS DE VIDEOVIGILANCIA. Sistemas apoyados en el uso de cámaras, ya sea en el exterior de la piscina, en el interior (tomas subacuáticas), o ambas, gracias a lo cual, podemos mantener la seguridad del reciento, en tiempo real. Algunos de ellos, apoyados también en complejos sistemas de software informático, que nos avisan de cualquier incidencia.
Imagen: AngelEye

Además, no debemos olvidarnos de elementos tales como pavimentos antideslizantes para el exterior o el entorno de la piscina, o revestimientos, también antideslizantes, para el interior de la misma, que potenciarán aún más la seguridad.

Y como siempre os decimos, éstos y cualquier otro sistema de seguridad en ningun caso sustituyen la supervisión realizada por el hombre.

¿DÓNDE COMPRAR?

Poolaria